miércoles, 20 de abril de 2005

Fotografia de Arquitectura


Recientemente estuvo en Panamá Fernando Alda, originario de Madrid y establecido en Sevilla, fotógrafo especializado en arquitectura y obras de infraestructura desde los años ochenta. Su trabajo ha sido publicado en editoriales y revistas de España y el resto de Europa como Gustavo Gili, Tasken, ON diseño, Abitare, Architectral Review, El Croquis, Wallpaper y otras. Tambien ha tomado parte en temas de conservación y restauración como el Instituto del Patrimono de Andalucia.El motivo de su visita fue fotografiar las casi 250 fichas de edificios, monumentos arquitectónicos, conjunto urbanos y patrimoniales del país para la Guía de Arquitectura de Panamá, proyecto llevado por el IPAT y la Junta de Andalucía (España). Ha realizado el mismo trabajo para la guía de arquitectura de Málaga y Sevilla.Su primer contacto con la arquitectura le viene al mudarse a Sevilla cuando unos arquitectos le proponen fotografiar toda su obra a cambio del diseño de un estudio fotografico. Después se presenta a la oficina de la Expo 92 en Sevilla donde luego es contactado para cubrir algunos actos sociales y protocolares, encargo que termino con el puesto de director de fotografía de toda exposición.Ve la fotografia de arquitectura como un trabajo documental en el que se enseña y explica la obra arquitectónica, siendo protagonista el propio edificio mas que una imagen artificiosa que se puede crear de él. Su interés por determinados ángulos o perspectivas o la selección de determinados edificios le vienen mas bien por intuición que por alguna valorización estética determinada en términos académicos o estilísticos; de la emoción que producen los edificios y sus espacios, la capacidad de adaptarse al entorno y resolver condicionantes, principalmente de clima y contexto, además de los valores estéticos que aporta. En este sentido se siente mas cerca al usuario que del diseñador. Como primer enfrentamiento busca resaltar la relación del edificio con el entorno, ya sea la escala del vecindario, una vegetación frondosa o la calle sobre la que se alinea. Recorre el interior a distintas horas, si es posible las cuatro estaciones del año (si es un proyecto a largo plazo), para entender la funcionalidad, uso y calidad de los espacios, las relaciones del interior con el exterior, la arquitectura vista a través de otras arquitecturas, transparencias e iluminación natural y otros detalles singulares.Nos comenta de las condicionantes de la luz cenital al fotografiar los edificios en Panamá, es decir el sol ilumina como un foco a los edificios la mayor parte del día y por muy pocas horas las fachadas de los edificios (temprano en la mañana y al atardecer) que permite la creación de volúmenes y muestra la tridimensionalidad del objeto. Tambien la humedad del trópico ocasiona una bruma en las tomas lejanas.Recuerda con particular interes la arquitectura funcionalista de los años cincuenta y sesenta, el contraste entre la ruina y la exhuberante vegetación que crece y se desarrolla por todas partes de forma muy natural. Tambien la sensacion de abandono por el cuidado de los edificios; tanto públicos y como privados, en contraste con el cuidado por el vestido y arreglo de los panameños.

No hay comentarios: