sábado, 21 de mayo de 2005

De visita al Museo en su día

El miércoles pasado estuve de visita por varios museos, conmemorando el famoso día internacional del museo (18 de mayo). La mayoría de ellos se encuentran en el área de San Felipe, en el Casco Antiguo de la ciudad y son infraestructuras históricas que se han renovado para tal fin.
Recientemente se han sumado algunos como el Museo Explora y otros han sido construidos sin habilitarse aún como el Museo del Tucán y el Museo de la Fotografía.
La primera visita fue al Museo de Arte Religioso Colonial ubicado en una capilla del Convento de las Monjas de la Concepción. El arte, a través de la escultura y la pintura, fue el principal medio de comunicación para la evangelización de las colonias.
La colección que alberga es preciosisima, arte colonial latinoamericano de los siglos XVII y XVIII proveniente de las escuelas de Lima, Guatemala y la primitiva escuela de Panamá que produjo piezas de gran espontaneidad. Son sobre todo esculturas en madera, algunas muy singulares en marfil y plata. Tambien lienzos en soportes rarísimos como el cuero. Hay otros ejemplos interesantes como un gran retablo bañado en oro y otros articulos utilizados en los ritos católicos de las iglesias coloniales. Las condiciones del museo son precarias en muchos aspectos: seguridad, curaduría, infraestructura, mantenimiento de las piezas. Estas obras de arte son valoradas en el mercado del arte latinoamericano por mucho dinero, solamente hay que ver alguna subasta en Sotheby´s o Christie´s para darse cuenta. Estas piezas no solo deben cuidarse como verdaderos tesoros sino tambien conservarse en óptimas condiciones para que puedan durar y ser exhibidas por mucho tiempo. Restaurarlas puede salir incluso mas costoso y corre el peligro que no se haga un buen trabajo. Por último esta la curadoría. La clasificación e investigación de las piezas es extraña, no existe un guión que brinde mas información de las piezas, ni catálogos de buena calidad o con información que amplie los conocimientos sobre esta materia. Todo es bastante primitivo como si se tratase de algunos objetos viejos de algun museo pueblerino. Estas condiciones no le quitan la grandeza a esta bellisima colección.
A unas cuadras de allí esta el Museo del Canal Interoceánico, quizá el único que se precia de serlo. Se le han añadido tres salas muy interesantes acerca de la participación de los panameños en la recuperacion del Canal, Ingenieros que participaron en la obra y una última que muestra acerca el rol de las comunicaciones durante la construcción y el funcionamiento del Canal. Con una museografia de buen nivel, no hay mucho que pedir a este museo que esta bajo la administración de una fundación privada. Debido al tamaño del edificio existen algunas salas vacías y no son muy frecuentes las exposiciónes temporales.
Al lado, en el edificio de la gobernación, está el Museo de la Nacionalidad que lo mudaron a la planta baja. Es el típico museo de pueblo que sirve para abultar las planillas municipales. La atención es malísima con una colección muy primitiva acerca del nacimiento de la República.
El recorrido terminó en el Museo de Arte Contemporáneo. Extrañamente ubicado en Ancón sobre la avenida de los Martires, donde hay que arriesgar la vida para cruzar esa vía tan transitada y de noche es un área muy peligrosa.
El Museo es un reciclaje de un edificio zoneíta. Acaban de inaugurar una retrospectiva de Juan Carlos Marcos curada por Mónica Kupfer y Alexandra Arias. En los ultimos años han habido excelentes muestras de artistas panameños, sobre todo pintores, como Aristides Ureña Ramos, David Solis, Isabel de Obaldía, Antonio Alvarado, etc.
La colección colectiva es una muestra de artistas panameños consagrados: Guilermo Trujillo, Alfredo Sinclair además de pintores panameños de la primera generacion que escazamente tienen un siglo. Es quizá la unica institución donde reúne los mayores interesados en el arte y la ventana de los artistas mas jovenes ya que abarca las nuevas manifestaciones de arte emergente a través de la Bienal de Arte de Panamá.

1 comentario:

Anónimo dijo...

bonjour Carlos t'écris de la France j'aime ta page est très intéressant suis étudiant d'architecture dans une université très importante par fruit du jacquier mo'enchante l'art baroque et contemporain estube par Panama dans ces jours et je m'aime beaucoup mais il y a beaucoup de noirs par il trouve cela il l'est ce qui je ne m'aime pas suis un peu raciste