miércoles, 3 de agosto de 2005

Barcelona y la cultura

Las cultura se ha convertido en un valor agregado para las ciudades, hecho muchas veces difícil de cuantificar pero muy fácil de percibir.
La vida cultural de las ciudades no solo mejora el nivel de vida de los ciudadanos que habitan en ellas sino tambien hace posible que exista un clima que permite un mejor desarrollo de la urbe en términos económicos y sociales, atrae inversiones y propicia mejoras a la infraestructura. La revista América Economía en su edición #299 presentó su ya tradicional ranking de las mejores ciudades latinoamericanas donde la oferta cultural era un factor de peso para su evaluación. Gracias a Arquilecturas pueden darle un vistazo a la reseña del primer lugar Santiago de Chile y del tercero que fue Sao Paulo, superada por Miami. En ese sentido continuaba Monterrey y Curitiva.
En términos generales entendemos la oferta cultural como una mezcla de muchas cosas: entretenimiento y aprendizaje que revela las más palpitantes manifestaciones de la vida contemporánea a través de distintos medios como el teatro (del tradicional al callejero), la música (desde la ópera, música clásica, conciertos de pop-rock hasta lo último del trance y la electrónica), festivales (artísticos, musicales, fashion shows, etc), exposiciones (museos, galerías de arte, bienales), producción audiovisual (cine, televisión, publicidad, new-media), etc.
Barcelona, desde hace varios años viene siendo un modelo europeo exitoso en estos términos.
Dentro de este contexto y gracias al apoyo de la AECI se realizó un conversatorio con Jordi Martí, subdirector-gerente del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, que vino a Panamá a dictar un curso de políticas y gestión culturales. Ademas de hacer una reseña casi histórica de los momentos mas importantes de la ciudad explicó brevemente su experiencia en este ámbito de la transformación y regeneración de la capital catalana. En el caso de BCN se debe al resultado de una planificación a mediano y largo plazo, profesionalización de la gestión y politicas culturales muy definidas.
El peso del éxito se debe principalmente a dos factores:
  • El urbanismo y la arquitectura de la ciudad.
  • La infraestructura cultural.
Pero no todo es color de rosa; existen espacios de conflictos como la carestia de vivienda que expulsa hacia la periferia a los grupos financieramente más débiles y la cada vez mas creciente inmigración.

1 comentario:

El Autor dijo...

Me interesaría mucho si puedes ahondar en lo que sucede en Panamá, ya que creo debe ser una búsqueda de identidad, con finos trazos de una tradición muy particular.