sábado, 10 de junio de 2006

Colón Vive

l

En septiembre del año pasado se presentó una magnifica exposición fotográfica en la Alianza Francesa a cargo de la artista francesa Cèline Domingie titulada Colón Vive.
Debido al éxito generado sobre todo en el público se presenta nuevamente en la Batería Morgan de Colón. A continuación reproduzco las palabras de introducción del catálogo:

“Antes de venir a Panamá tenia el proyecto de trabajar en el Canal haciendo imágenes de las formas cúbicas de los contendores, de sus montajes y desmontajes, de su paseo muy sutil por las esclusas. La primera vez que fui a Colón, todo cambió. Me enamoré de su gente y de su preciosa arquitectura, signo de un período prospero, periodo que ya acabó, lo muestran así sus casas en ruinas.
Una ciudad en ruinas poblada, con algunos de sus edificios habitados hasta por 60 familias.
Al ver esta ciudad en mi posición de artista, sentí las ganas de dejarla entrar en mi vida. Así comencé a fotografiara.
Eso sí, con humildad y prudencia porque todo en Colón es muy fuerte.
Las imágenes de Colón no deben tratar sobre la pobreza, no quiero destacar eso.
Solamente deseo que sean huellas de la realidad visual y arquitectónica de Colón. Peor o mejor no lo sé. No tengo idea si los proyectos de mejoras del gobierno serán realizados pero la ciudad será diferente seguramente. Estas imágenes son para recordar como es Colón en agosto de 2005.
Pienso que por medio de las imágenes de las fachadas y de lo que la gente construye con sus manos en el lugar donde habita, así puede conocer a su gente y su cultura. Quizás, no son los contrastes lo que me hizo alucinar, es su presencia de la vida con su parte de muerte.
Construcción y destrucción.
Colón es una ciudad de vida,
Colón Vive.”


Dentro de este marco hubo una mesa redonda en la Biblioteca Nacional titulado “Vivir en Colón, ayer hoy, mañana”… con representantes de la ciudad como el Sr. Harry Castro Stanziola, Leonardo Sydney, etc. Esta actividad es una exploración más de la artista en la búsqueda de significados que enriquezcan la investigación de su objeto artístico, en este caso la ciudad. Ha descubierto su gran belleza y embrujo en medio del aparente desconcierto urbano y caos social que la mayoría solo puede ver: pobreza, marginación social y violencia.
En algún momento hemos tenido algún vínculo con la ciudad, ya sea que fuésemos originarios, haber trabajado o visitado ese lugar. Para ella la ciudad de Colón es muy interesante pues es un espacio abierto, perfectamente trazado, rodeado por el mar, donde la gente puede caminar y llevar una vida tranquila Es una ciudad amable, donde además están representados la mayoría de los estilos arquitectónicos.
Y es que la arquitectura es solo un pretexto para indagar esa necesidad de hablar, de comentar sobre la ciudad acerca de otros temas que traspasan lo que el encuadre físico nos puede brindar.
Me gustó mucho la frase que comparto en absoluto que dice: “todo en Colón es muy fuerte”. Sí, es una sensación inexplicable el de estar allá, como si el ambiente estuviese cargado de mucha energía. Nos intimidan a cada momento, quizás por ser el fruto de esa extraña mezcla de razas y enorme lastre histórico de enclave territorial.

3 comentarios:

Susana Aparicio dijo...

Me ha encantado este post, realmente interesante las palabras de la fotografa y como asocia la arquitectura a la cultura y la historia de la ciudad. No todo el mundo tiene esa capacidad de lectura de imágenes, verdad?

Un saludo!

Anónimo dijo...

La exposición de fotos de lo más sucio, lo más deteriorado, lo más feo de Colón ha sido una humillación de un pueblo que merece otra atención. Fotos de ese tipo en nada contribuyen a la resocialización y una animación hacia nuevas opciones y actitudes. Y el gobierno panameño le dio buen respaldo económico a cambio de qué?

José C. Balmaceda dijo...

Arq. Rodríguez:



No sé quien es usted ni sé si estaba en la “mesa redonda” en la Biblioteca Nacional titulado “Vivir en Colón, ayer, hoy, mañana”. Es más, no sé si usted es colonense siquiera. Debo felicitarlo por su “blogspot” arq507, excelente diseño del weblog, y un listado de temas muy bien presentados que invita al lector a “meter sus narices” en el temario.



Sin embargo, debo decirle que personalmente califico su resumen sobre la “exploración de la artista Celine…..para descubrir su gran belleza y embrujo del aparente desconcierto urbano y caos social” como una mofa precisamente a ese caos social que ocurre en Colón. Yo soy uno de ese etc. que fui invitado en el último minuto para dar un testimonio de colonense en lugar de Kafu Banton que no asistió, y no tengo duda de que “mi verdad” expresada en esa mesa redonda no cayó para nada bien en la mayoría de los asistentes. Yo sostengo, por mis experiencias anteriores trabajando hace cuarenta años con grandes planificadores como Marcelo Narbona y Orlando Mendieta en el Plano Regulador de Colón, que ya la “ciudad” residencial de Colón hoy día está obsoleta como tal, con un alto porcentaje de edificios y su infraestructura de utilidades tan en ruinas que su “reparación” no es sostenible y lo único valioso es la Zona Libre de Colón que junto con el puerto de Cristóbal constituyen “una gran tienda” internacional que debe convertir a la isla de Manzanillo en un Puerto Libre como se aprobó hace muchos años.



Pero por qué desarrollar este último tema. Nadie en el gobierno, y creo que usted tampoco, les interesa otra solución más que lo que está haciendo los grandes inteligentes del gobierno en los parapetos de “reparación” para el ¿Nuevo? Colón. Admito que hay más acción hacia Colón que en gobiernos anteriores. Lo que incomoda es la prominencia y patrocinio ($$$$) irresponsable que ha tenido el “Colón Vive” que para mi conocimiento de arquitectura es una exposición de lo más sucio, cochino, deteriorado de Colón que no tengo idea cómo puede contribuir a un cambio de actitud del colonense para aspirar a cosas mejores. El problema no es fotográfico, sino de comportamiento social. Esa mesa redonda en la Biblioteca Nacional para mí fue un tiempo perdido, mientras que “Vivir en Colón, ayer, hoy, mañana…” está documentado apropiadamente en libros y publicaciones por insignes colonenses como Max Salabarría, Esteban Lan, Paulino Romero, William Donadío, y otros que no tiene respaldo económico ni de gobierno ni de particulares.



El pueblo que no conoce su historia, está destinado a la muerte.



Con todo respeto,


José C. Balmaceda

Ced. 3-27-534