sábado, 3 de junio de 2006

Torre Global Bank

Arq. Alfonso Pinzón Lozano - 2005

El edificio es una sucursal bancaria y de oficinas ubicada en una de las más importantes arterias de la ciudad, la calle 50 –originalmente llamada Avenida Nicanor de Obarrio. En la década de los años treinta y cuarenta cuando aún esta parte de la ciudad era la periferia se realizaron muchas residencias Hispanicistas y Modernistas de la burguesía criolla como los Heurtematte, Toledano, Fidanque, Obarrio, etc. También fue el punto de encuentro donde se realizaban las marchas de los civilistas contra la dictadura militar a finales de los ochenta. Posteriormente con el auge del Centro Bancario se han ido apostándose las más importantes sedes bancarias.

Hoy, la escala del lugar impuesto por el flujo vehicular expedito hacia las afueras ha hecho del lugar un ambiente para el peatón y el barrio bastante inhóspito. A pesar de ello su condición generacional de lugar de representación del poder económico se ha mantenido. En años recientes, este significado lo retomó la torre Credicorp Bank, muy publicitada en sus términos como el primer edificio "inteligente" en el país. En cierto sentido le dio un ícono actual a la avenida, abandonando su antiguo centro -la Mansión Danté desplazándolo más hacia las afueras. La nueva Torre Global Bank se apuesta sobre un lote inmediato y repite la misma fórmula que su vecino: una caja de vidrio –arquitectura corporativa, con degradaciones de gris y azul en una composición escalonada de volúmenes con detalles y remates bastante eclécticos. Como solución ambiental o térmica para adecuarse al clima no aporta absolutamente nada nuevo más que su propia apariencia técnica y vanidad formal.



No hay comentarios: